Relatos Inventados

Muerte Misteriosa

En una noche nublada, donde solo un agujero entre nubes apenas se veia la luna, aparece una dama de 23 años caminando sola por el parque.

Cuando de repente se escucha un murmullo que le dice: ¿Estás esperando a que vaya por ti?

La dama mira hacia atrás asustada y pregunta: ¿Quién es?

Nadie respondía solo se escuchó un respiro a su lado izquierdo que la hizo paralizarse.

Ella quedó inmóvil, algo estaba tocandola desde la espalda, una mano fría corría por ahí.

No pudo moverse ni para hablar.

¿Quién es? ¿Qué quiere esa persona de ella? ¿Qué la ha dejado así?

Nunca lo sabrá, porque una luz vino de repente y la hizo pedazos.

La Casa del "No Regreso"

Un grupo de adolescentes (4) estaban pasando cerca de una casa que supuestamente decían que estaba "embrujada", que habían fantasmas.

Uno de ellos el más loco dice: ¿Qué les parece si entramos a esa casa?

Los otros tres estaban con dudas de saber qué decir si dar el Sí o el No, uno de ellos se fue acercando a la casa, hasta que de repente al acercarse la puerta va abriéndose, si se alejaba iba cerrándose.

Los otros tres se atemorizaron pero pensaron que se trataba de una broma que se había planeado, el chico les dijo: No es una broma, esa casa está embrujada, ya lo vieron.

Luego, ese chico se alejó de la casa, y la puerta estaba completamente cerrada cuando la vieron.

Otro de ellos se fue acercando y empezó a abrirse nuevamente hasta llegar a la entrada, la puerta ya se había abierto hacia atrás por completo.

Cuando los chicos se asombraron y se distrajeron de tantos murmullos sobre la casa, el chico de la puerta no estaba ahí parado, ellos no se atemorizaron, creyeron que estaba dentro de la casa.

Lo llamaron y no respondió.

De repente, uno de ellos buscándolo por las ventanas, ve que una cortina se cierra, y dijo: Está allí, vi que cerró la cortina de aquella ventana (que estaba en el segundo piso).

Habían decidido entrar, pero uno no quería, ya que no le gustaba la idea porque está embrujada.

Los otros dos entraron y quedó uno afuera observando como hizo el anterior para ver si veía al chico.

Pasaron 4 horas y no regresaron, él no quería entrar, quedó afuera una hora más y decidió avanzar hacia la casa...  se cuenta que el que entra a esa casa no regresa más y pensaron que era un chiste, ahora lo ves:

No lo es.